13 de febrero de 2016

Paté de hígado de pollo.

¡Hola lectores!

Hoy os traigo una receta italiana, una gran amiga de la Toscana me enseño este paté y es tal el éxito, que tengo que compartir este secreto.

Es una receta muy sencilla, con ingredientes que todos tenemos en la cocina (menos los hígados claro) y sobre todo, que es un alimento rico en hierro y ácido fólico ideal para embarazadas, o para el desarrollo muscular de niños y adolescentes...
 
Ingredientes:
  • 500gr de hígados de pollo limpios
  • 4-5 dientes de ajo
  • unas hojas de laurel
  • romero (mejor en polvo, mi experiencia)
  • aceite
  • 1 vaso de nata líquida
  • 3 anchoas o pasta de anchoas (se puede omitir)
  • Brandy
  • pimienta y sal
Vamos a cocinar:
  1. Lo primero que haremos será limpiar los hígados, quitaremos toda la grasa o cosas amarillas o negras que los rodean. Hacedlo bien, pues si no amargan el paté.
  2. En una sartén ponemos un chorro de aceite a calentar.
  3. Machacamos ligeramente los ajos y los ponemos en la sartén junto con el laurel y el romero. Sofreímos un poco.
  4. A continuación ponemos los hígados y los cocinamos por 5 minutos, removiéndolos de vez en cuando.
  5. Pasado ese tiempo añadimos un generoso chorro de Brandy y dejamos cocinar durante 15 minutos.
     
  6. A continuación añadimos una cucharadita de pasta de anchoas (no la conocía hasta que mi amiga me la enseñó) en su defecto 3-4 anchoas. También podéis omitirlas. Es sobre todo para darle el toque salado al paté.
  7. En este momento quitamos los ajos y las hojas de laurel.
  8. Añadimos un vaso de nata líquida y dejamos cocinar por unos 10 minutos mas.
  9. Apagamos el fuego y con una batidora manual vamos triturando los hígados. En caso de usar un vaso licuadora, esperad un poco que los hígados se enfríen, luego metedlo todo en el vaso y licuar. Ojo y mirad bien que no haya ningún ajo... ahí veis en la foto que alguno me quedaba y los quité. Rectificar de sal en caso de no haber puesto las anchoas.
A mi me gusta bien triturado, pero mi amiga me comentaba que en Toscana, les gusta con pequeños tropezones, no tan pasta para untar. Pero esto es a gusto del consumidor. En mi casa les fascina que sea
una masa uniforme y para untar en el pan. Espolvorear un poco de pimienta por encima.
 
Disfrutad de un placer tan delicioso y nutritivo.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada